top of page
  • Foto del escritorInfotidol

La importancia del tratamiento del dolor en los pacientes con cáncer

La presencia del dolor en una persona que se encuentra atravesando un cáncer, afecta grandemente su calidad de vida y la de su familia. Actualmente existen distintos tratamientos para aliviar el dolor, desde un enfoque integral e interdisciplinario.


¿Qué necesita un paciente con cáncer para mejorar su calidad de vida? Para mejorar la calidad de vida de un paciente con cáncer es fundamental:

  • El acompañamiento interdisciplinario y la comunicación entre los especialistas que tratan al paciente.

  • El acompañamiento familiar,

  • Pasar más tiempo al aire libre,

  • Tener una nutrición adecuada

  • Acceder a un tratamiento del dolor con médicos especialistas.


La importancia del acompañamiento

Una de las premisas fundamentales es el acompañamiento del paciente por parte de sus familiares, sumado al acompañamiento profesional de un equipo interdisciplinario. Es importante que el paciente no se sienta solo durante el tratamiento.

A Nivel emocional y existencial las preguntas que suelen surgir del “por qué” o el “para qué” de la enfermedad, encuentran respuesta justamente en el acompañamiento familiar.


Tratamientos Según el diagnóstico de cada paciente, puede acceder a distintos tratamientos y/o terapias, tales como:

  • terapias analgésicas.

  • Tratamiento con fármacos como los opiáceos

  • El intervencionismo, que pasa a tener un papel predominante, no como la última opción en el tratamiento sino una herramienta fundamental para que el paciente no tenga dolor, desde sus etapas iniciales.

  • Las técnicas de bloqueo bajo fluoroscopía o bajo ecografía, de los nervios que inervan las zonas afectadas. Esto es importante para un tratamiento efectivo, en las etapas iniciales del cáncer.

  • Dispositivos implantables, como las bombas de infusión intratecales, donde se utilizan opiáceos, anestésicos locales, y fármacos como el baclofeno, que disminuyen la espasticidad y mejoran la calidad de vida del paciente.


Cuando el paciente no siente dolor puede interactuar con familiares y amigos, puede hacer actividades deportivas o recreativas de tal forma que aumente sus niveles de serotonina y pueda sentirse con mejor ánimo.



 

“Se calcula que la prevalencia del dolor relacionado con el cáncer oscila entre el 30% y el 50% en los pacientes en tratamiento crónico, y que es superior al 70% en pacientes con cáncer avanzado. El 33% de los pacientes que reciben tratamiento activo del cáncer metastásico padecen un dolor significativo relacionado con el cáncer, y este porcentaje aumenta hasta el 60%-90% en los que presentan un cáncer avanzado, por lo que el tratamiento del dolor se ha convertido en el principal foco de atención del tratamiento”.


 


*Fuente: Revista Latinoamericana de Intervencionismo en Dolor Volumen 3. Órgano Científico de la Academia Latinoamericana de Médicos Intervencionistas en Dolor (ALMID).

5 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page