top of page
  • Foto del escritorInfotidol

¿Existe alguna relación entre el dolor crónico y los problemas gastrointestinales?

Aunque parezca que el dolor crónico nada tiene que ver con algún trastornogastrointestinal, la experiencia y la investigación médica actual nos aportan novedosos datos sobre esta relación.



Según explica la Dra. Laura Isabel Arranz, en su libro “La dieta para el dolor”, “el dolor crónico genera una situación de estrés emocional, metabólico y endócrinoque acaba perturbando el funcionamiento del intestino y probablemente también de la microbiota. A su vez, esto empeora el dolor y otros factores relacionados con él”.

 

Existen distintos tipos de alteraciones gastrointestinales. Las más leves pueden ser, por ejemplo, la dispepsia (Malestar o ardor en la boca del estómago), las flatulencias o meteorismo, la diarrea y el estreñimiento. Entre las alteraciones más complejas se encuentra el síndrome de colon irritable, las intolerancias alimentarias, la celiaquía, e incluso las alteraciones de lamicrobiota intestinal, tales como la disbiosis, el sobrecrecimiento bacteriano o la candidiasis.

 

El entorno de estrés que vive hoy en día la mayoría de las personas, también incide en las alteraciones y las enfermedadesgastrointestinales. Alrededor del 60 % de dichas enfermedades están asociadas al estrés. Asimismo, la mayoría de las personas que padecen alteraciones gastrointestinales también suelen lidiar con problemas como la ansiedad y el dolor.

 

Según la Dra. Arranz, los pacientes con dolor y trastornos gastrointestinales suelen ser más propensos a sufrir problemas de ansiedad y depresión, y acostumbran a tener los niveles de cortisol más elevados. Debido a ello, se altera el cerebro mesolímbico, que regula la función cognitiva, emocional y también el sistema de recompensa (el mecanismo a través del cual el cerebro busca pequeños «placeres» en determinadas circunstancias parasentir cierta compensación). Esto también ocasiona que las personas con este tipo de problemas tengan una sensibilidad superior a síntomas como el dolor.

 

Fuente: Libro digital “La dieta para el dolor; artrosis, fibromialgia y otras dolencias pueden mejorar con la alimentación”, de Laura Isabel Arranz. Editorial Amat (2018).

 

8 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page